Un post perseverante

Compartir:

Buenos Aires, Jueves 1 agosto 2013

Hace una semana escribí un post que yo creía mantener como borrador, cuando en realidad había publicado por error. No me di cuenta hasta que apareció entre mis feeds, entonces lo puse en modo privado y me olvidé del tema. No quería publicarlo porque mientras lo escribía pensé que era contradictorio. Pero el asunto fue que a pesar de estar offline aparecieron unos tweets, y algunos amigos me mandaron emails preguntándome porqué lo había borrado. Justo un post que hablaba del acto de borrar y la vida offline insistía en permanecer!

Así que para corregir la versión preliminar de este post que se escapó en un RSS, y atender a su misteriosa vitalidad, ahora lo publico editado.

………………………………………………………………………………………………………………..

Cukmi Offline

Cukmi: 14 de septiembre de 2010/ 31 de octubre de 2013

“Preferiría no hacerlo”
Bartleby. Herman Melville

Esta pequeña memoria SD contiene los 520 megabytes que constituyen la edición de Cukmi durante 3 años. En su interior hay guardados (en números redondos) más de 2.000 notas, 200 entrevistas, 4.000 encuestas, 10.000 links, 400 recetas, fotos, videos e ilustraciones, y la base de datos de todos los usuarios que interactuaron con comentarios o se suscribieron. En la era de los datos de tamaño galáctico todo esto es menos que un grano de arena.

Podía haber dejado que Cukmi quedara en un estado de vida asistida por respirador para ser consultado por algunas de las miles de visitas que recibía diariamente desde Google, pero ¿por qué hacer eso? ¿para qué? me gustó mucho más la idea de apagar Cukmi, de extraer de Internet todo el contenido y que todos los links que llegaran a Cukmi.com se encontraran con:

Si: ¡Vaya! ¡Google Chrome, no pudiste!  Cukmi no está más, está guardado en una caja.

A veces es bueno decir que no.

Vivimos un período insólito donde deseamos que toda la información este accesible siempre. Sin saber porqué, aspiramos a contribuir con nuestros datos a la vastedad de bits que se expande como una pudrición, y en esa actitud anhelante terminamos comportándonos como empleados de Google. Hacemos todo lo que nos pide para que nuestros bits prosperen, hasta escribimos y diseñamos nuestros sitios en función de ser hallados por Google (SEO), un sometimiento tan inevitable como inaceptable que empequeñece el lenguaje asimilándolo a una nomenclatura. ¿Querés que Google te encuentre mejor? Deberías…

Crear títulos únicos y descripciones pertinentes del contenido de cada página. Cada página es una tarjeta de presentación para el buscador. Los títulos y descripciones son puntos de partida para la identificación de los términos relevantes a lo largo de la web por los buscadores. Las mejores prácticas recomiendan escribir títulos de entre 60 y 70 caracteres.

No, Google. Cada página, cada foto, cada video, cada cosa en el mundo, no son una tarjeta de presentación para el buscador. Es extraño a donde llegamos, en lugar de que Google tenga que aprender cómo escribimos los humanos, nosotros tenemos que aprender como Google lee.

Voy a exagerar, pero creo que que somos la civilización más obediente de la historia. Sin discutir escribimos como nos dice Google. Y también, con la misma indolencia, obedecemos a Facebook. Facebook, que nos penaliza con su alcance (mostrar a más o menos gente lo que publicamos) si no actualizamos diariamente nuestros pensamientos. Es increíble, Facebook nos pregunta “¿Qué estás pensando?” ¡Y  le respondemos! Pero aún así nos penalizará si no lo hacemos todos los días o usamos una aplicación externa para publicar en sus páginas. La autocracia de Facebook nos rige con leyes que no podemos discutir, amenazándonos ante una transgresión con sus fallos inapelables. Facebook, que nos encierra en su sistema para usar sus algoritmos secretos que estudian desde nuestros rostros hasta nuestras relaciones para crear una taxonomía de 1000 millones de seres humanos como si fuesen bichos.

Estamos desorientados. Por eso obedecemos. Por ejemplo, aceptamos que Facebook use avisos engañosos con el rostro de nuestros amigos para confundirnos y, lo que es peor, que use nuestro propio rostro para engañar a nuestros amigos ¿o no es así? ¿no estamos aceptando esos usos delirantes de nuestra identidad? Nos parece normal que un “like” casual sea una autorización a poner nuestra propia cara para presentar lo que sea. Somos tan dóciles que en cuanto Facebook hace un cambio leemos las nuevas disposiciones para obedecerlas de inmediato.

Somos sumisos a todas las arbitrariedades que se nos imponen para existir en Internet, al punto someternos sin chistar con tal de incrementar nuestra vitalidad digital. Llegamos a tener una cuenta activa en Google+!!, esa especie de Disney World abandonado ; )) que se resiste a morir sostenido por la alimentación parental del dinero  infinito. Lo hacemos con el único objetivo de que nos optimice, o que no nos castigue con un algoritmo venenoso que nos haga en Internet menos aptos que los demás.

Para aumentar nuestra reputación digital aceptamos exponernos al ridículo en Twitter. Nos arriesgamos a decir frases que pueden dañarnos ahora o en el futuro, sin dudarlo. Es que queremos ascender al podio invisible de Klout sin saber para qué ¿Qué vas a hacer con esos puntos de reputación? ¿Vas a decirle al chino mientras pagás el yogur que te haga un descuento porque tenés 86 en Klout?

Estamos tan pendientes de nuestra vida online que no estamos plenamente en nuestras vidas verdaderas. Por eso tomamos fotos y videos de todo para compartirlo con ellos, los otros. Pero ¿para qué compartir esa puesta de sol que tanto te gustó? ¿A quién le importa tu sol?  La mitad que de los que te dieron sus “likes” creen que es una foto grasa. Adictos a Instagram usamos fotos filtradas de falso Ektachrome para hacer declaraciones con imágenes sobre lo felices que somos, lo felices que son todas las personas que nos rodean ¡Qué sabrosa es nuestra comida!  que lindos son nuestros hijos, sobrinos, vecinos, perros, gatos, hamsters ¡Cuánto valoramos esos pequeños momentos de la vida! (esos momentos que no estamos viviendo porque estamos fotografiándolos para compartir en Facebook).

Llegamos a hacer cosas insensatas por prosperar en la nube de intercambios, hasta ajustar nuestro lenguaje de forma inconsciente para hablar como lo hacen los demás. Usamos la lengua que usa la red. Alguien inventó los epígrafes por adición para sintetizar ocasiones, probablemente sea una táctica de escritura intrínseca a la brevedad de Twitter, y ahora abundan como una peste los epígrafes en fotos en Facebook y tweets, escritos así: A+B+C+D=Felicidad

¿Por qué ahora hablamos como pájaros?

Geolocalizamos nuestros arribos y partidas, guiñamos el ojo con Foursquare. Estamos tan locos que somos capaces de usar la latitud y la longitud para enviar metamensajes, cosas que hablan más de nosotros mismos que de los lugares de los que queremos indicar algo.

Andamos cabizbajos (yo ando cabizbajo). Caminamos sin mirar. Vamos por todos lados con el mentón sobre el pecho, parecemos apenados o arrepentidos pero estamos viendo la pantalla que sostenemos en la mano, vamos cuidando a nuestros dobles que solo existen en Facebook y en Twitter. En algún momento de los últimos 6 años nos volvimos nuestro propio Tamagotchi, una criatura artificial que si no lo cuidamos se muere.

En estos ejemplos de sometimiento cultural que podría seguir enumerando no hablo enteramente de mi o de vos -aunque en varios me siento reflejado- sino del conjunto que formamos. Nada es del todo malo, pero la expresión general que producimos no es estimulante. No estoy en contra de Google o de Facebook, simplemente creo que nos empequeñecemos si nos entregamos a su fluir.

Por eso a veces es bueno extraer información de Internet en lugar de solamente agregar. La sustracción es una especie de derecho de edición de la cultura del que no nos deberíamos privar nunca.

Tengo la idea que muy pronto prosperará entre algunos de nosotros una preferencia por la cultura offline. Imagino que habrá cada vez más actividades desconectadas en las que nadie tomará fotografías, ni videos, ni hará tweets, ni dejará ninguna clase de registro. Será mal visto,  como ahora pasa con los fumadores. Una parte del mundo quedará Off Google. El aislamiento y el secreto serán valorizados como en la mafia o en las sectas. Pero enseguida pierdo la ilusión.

Me gusta lo que hacen estos tibetanos que construyen sus mandalas gigantes con arena coloreada durante días, para después borrarlos.

4 comentarios


Dos campañas dirigidas a los que votan por primera vez: La Cámpora y Obama

Compartir:

Buenos Aires, Miércoles 31 julio 2013

La Cámpora hizo un “aviso” supuestamente irónico dirigido a los jóvenes que votan por primera vez. Los trata como a verdaderos imbéciles. Para notar la diferencia que significa hablarles con respeto, como lo que son, hombres y mujeres muy jóvenes que intervienen en los comicios por primera vez, publiqué el aviso de La Cámpora y al lado el que protagoniza Lena Dunham en la campaña de Obama. Mirá los dos.

9 comentarios


Quedarse quieto

Compartir:

Buenos Aires, Sábado 27 julio 2013

En el retrato se ve a Maerten Soolmans. Tiene 21 años. Está de pie con su vestuario de casamiento con costosas medias de seda y zapatos con hebillas de plata labradas. Es el hijo de una aristocrática familia de Amsterdam. Su rostro joven y regordete mira al pintor hacia abajo. Puede ser que el artista estuviera sentado en un taburete,  o que hubiese elegido ese  punto de vista para remarcar la subordinación que creía merecer su modelo. O que, tal vez, sabiendo la altura a la que se colgaría un cuadro de esas dimensiones, fuera una forma de corregir la perspectiva de la mirada. Se trata de un cuadro enorme. Mide más de dos metros de alto y casi uno y medio de ancho.

Para Soolmans posar frente al pintor debe haber sido un trámite aburrido. Por lo menos habrá tenido que estar en esa posición unas 20 horas, en jornadas de dos o tres (estoy suponiendo, no hay datos. Pero solo pintar el rostro hubiese demandado de 2 a 4 horas). ¿De qué habrá hablado el elegante Soolmans con ese excéntrico artista pobretón de 28 años? ¿De su boda?  Estoy seguro que Soolmans se habrá sentido muy superior a aquel hombre que hacía bien el  trabajo de retratarlo a él y a Oopjen Coppit, su futura esposa (hija de una de las familias más influyentes de Amsterdam), pero en el fondo pensaría que era un Don Nadie.

Es posible imaginar las ambiciones de la mente de ese chico rico de 21 años recién casado con la mujer más rica de Holanda. Soñaba que el mundo sería todo para él. Pero se murió enseguida. Siete años después Oopien ya era viuda.

Soolmans nunca supo que aquellas horas aburridas frente aquel pintor eran las jornadas más importantes que le tocaría vivir. Lo más grande que haría jamás sería simplemente permanecer quieto en la penumbra, mirando fijamente a los ojos de quién lo convertiría en una obra de arte. Incluso me juego a pensar que habrá dicho con desdén: “Basta por hoy Rembrandt. Estoy cansado”.

 

 

 

 

1 comentario


Asociaciones y magnetismo

Compartir:

Buenos Aires, Viernes 26 julio 2013

Guido Culasso Moore me envío a mi y a otros amigos esta imagen por email sin ninguna explicación, salvo que le gustaba. Es la foto de un imán negro en forma de cubo  rodeado de limadura de hierro que se eriza formando círculos concéntricos orientados en la dirección que les impone magnetismo.

Cuando vi la foto lo primero que pensé fue en La Meca:

Como puede verse, son iguales. Así que hace un rato hice uno de los actos más asombrosos que se pueden hacer desde un escritorio, aunque ya nadie se sorprende de ello. Arrastré la foto que me mandó Guido al buscador de imágenes de Google y esperé los resultados“Animal Magnesitm”en Wikipedia fue el primer artículo. El tercero trae un nombre Ahmed Mater. Él es el autor de la foto. Y de las que siguen:

Este artista árabe que nació en 1979, convirtió a un experimento escolar en a una obra de arte inquietante. Mater había visto un patrón con sus propios ojos (su hogar se encuentra cerca de La Meca) y dio con esta visión asombrosa en un cubo imantado.

En otro sitio encontré esta otra foto que aparece abajo. Un monolito rectangular al que asocié (supongo que fue la intensión del artista) con el de “2001 Odisea del Espacio”:

Entonces fui a Youtube y busqué videos de La Meca y el video de 2001, de la escena en la que encuentran el monolito en la Luna. El juego es así. Dale play a los dos videos, el de 2001 con audio, el de La Meca en silencio:

Pero esta asociación no me llevó a nada, salvo a una evocación terrorífica al ver timelapse. Pero miren a partir del 1:40 y verán a la limadura de hierro girando alrededor del imán

Las fotos de Mater y este post se tratan de lo mismo, las asociaciones. Al parecer hay un orden oculto que a veces se deja vislumbrar al unir cosas diversas. La mayor parte de las veces estas asociaciones no llevan a ningún lado. Son una pérdida de tiempo desalentador. Pero a veces, como logró Mater al mezclar un cubo imantado, hierro y La Meca, se encuentra una de las llaves del Secreto. Mater descubrió con sus fotos que la alquibla del hierro y de la oración se parecen. Nadie lo había notado hasta él.

 

 

 

 

2 comentarios


Un falso invento argentino

Compartir:

Buenos Aires, Domingo 7 julio 2013

Dice el suplemento económico de Clarín de hoy en su página Emprendedores: “dos diseñadores industriales crearon lámparas en forma de Ovnis, donde lo que ilumina es el halo que se proyecta sobre el suelo. as venden sobre todo por Internet. Ahora, están pensando en utilizar tecnología LED, que es mucho más barata”. (no incluyo el link porque la nota no está online)

Los autores de la lámparaOvni son Federico Meyer y Alejandro Sarmiento. En la nota dicen que empezaron con el proyecto en 2012. Las lámparas se llaman Ovniluz, y hay dos modelo, la FZ I y la FZ II (ver en Mercado Libre)

En la foto de abajo aparece a la izquierda la Ovniluz ZI y a la derecha Abductionlamp, un popular diseño creado en 2009 con diseño y acabado perfecto.

O sea, los diseñadores inventaron una lámpara que ya estaba inventada y muy bien inventada, como muestra el sitio:

Recordaba la Abductionlamp porque había estado viéndola esta semana. No entiendo porqué alguien se atribuye un diseño que no es propio. Entiendo incluso la idea de fabricarlo trucho y venderlo. Lo que me parece increíble es salir a dar entrevistas! ¿Acaso no existe Internet para comprobar estas cosas?

En fin. Si quieren una auténtica Abduction Lamp búsquenla acá

 

 

5 comentarios


Rostros

Compartir:

Buenos Aires, Martes 4 junio 2013

“La muerte me desgasta, incesante”
Límites.JLB

No se nada de estas fotos. Las encontré rebotando de un sitio a otro. Estaban en este Tumblr en el que hay fotos antiguas rarísimas. Son retratos sobre el devastador efecto del tiempo. Pero si se las mira con atención, es posible ver cómo la identidad de esas personas se mantiene en sus ojos. Esas jóvenes personas están ahí adentro, en alguna parte.

Nota: A veces los gif se cuelgan. En ese caso tenés que recargar la página para verlos.

El joven de ojos claros.

El militar decidido

Tiene temor

Ella peinó su  cabello sensual

El que tenía rostro de escritor (y lo sigue teniendo)

Sonreía con miedo.

Comentá!


Una frase peligrosa

Compartir:

Buenos Aires, Martes 4 junio 2013

Dijo Julián Dominguez para referirse a la dubitativa posición del gobernador Daniel Scioli a la que la presidenta habría aludido en un discurso reciente: “Se es frío o se es caliente, a los tibios los vomita Dios”

La frase -que también le gustaba decir a Menen- la dijo nada menos que el presidente de la cámara de Diputados, el oficialista Julián Domínguez. Se trata de una invocación particularmente peligrosa dicha por un político, porque alienta la idea de que hay una sola posición posible y que la moderación, incluso la duda, son formas de traición que deben ser despreciadas (vomitadas).

En el Apocalipsis dice textualmente:

“Ahora bien, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, voy a vomitarte de mi boca.”

Otra traducción dice:

Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.
Apocalipsis 3/16
Rompiendo la Ley de Godwin, déjenme recordar a alguien que también usó esa frase terrible.

“Mis queridos compatriotas, hombres y mujeres…!
En la Biblia está escrito: “Lo que no es ni caliente ni frío lo quiero escupir de mi boca”. Esta frase del gran Nazareno ha conservado hasta el día de hoy su honda validez. El que quiera deambular por el dorado camino del medio debe renunciar a la consecución de grandes y máximas metas. “

El parlamento anterior pertenece al discurso que Adolf Hitler dio el 30 de enero de 1939. En ese mismo discurso predijo que la raza judía sería aniquilada.

LIINK declación de Julián Dominguez

Comentá!


El Gran Surubí de Pedro Mairal

Compartir:

Buenos Aires, Martes 28 mayo 2013

Una de las leyes atribuidas al escritor norteamericano Therodore Sturgeon dice de manera directa: “El 90% de todo es una mierda”. Y la verdad es que la ley funciona a la perfección, como lo podemos comprobar todos los días en Facebook, la televisión, las librerías, ArteBA, o lo que sea. Todo el tiempo buscamos algo que valga la pena, pero estadísticamente estamos condenados a no encontrarlo. Sin embargo, a veces el azar ayuda y nos hace que tomemos contacto con ese 10% que la Ley de Sturgeon promete que existe en alguna parte. El Gran Surubí, el nuevo libro de Pedro Mairal, ilustrado por Jorge González, está en esa categoría.

Es un libro asombroso que mis limitaciones no me dejarán comentar. Apenas puedo decir que se trata de una novela que cuenta en sesenta sonetos las adversidades encadenadas de un personaje argentino, secuestrado, humillado y sometido por un grupo de gendarmes que se dedican a la insólita tarea de pescar bagres gigantes. No es conveniente decir más. No porque se trate de una historia de suspenso, sino porque las peripecias que contiene contadas fuera de este libro genial son injustas con el brillo que adquieren en la escritura de Pedro.

El Gran Surubí está signado a ser un libro viral. El que lo lea querrá regalarlo a otro, comentarlo a sus amigos en Facebook, postear sus frases en Twitter. Querrán que todos se enteren que al fin encontró algo que pertence al 10% ; )

No es gráfica, es código!

El Gran Surubí es presentado como una novela gráfica. No coincido con la definición. En las novelas gráficas la información llega al lector alternativamente por las palabras y por las imágenes. A poco de leer, ya no se sabe exactamente qué fue dicho y qué fue visto. En la edición de Orsai, lo bellos dibujos de González son solo ilustraciones. Por otro lado, varios comentarios -incluso la introducción que hace Hernán Casciari en el propio libro con el título de “Advertencia”- se refieren a la sensación expansiva que deja El Gran Surubí al terminar de leerlo. Y esa es la parte magistral de esta obra. Mairal escribió una historia de baja definición que nuestra mente tiene que completar. No es que la historia se expande, sino que las imágenes que requiere ya están en nuestro pensamiento y son gigantes. Mairal va llamando a esas visiones una por una con palabras. Entonces, una línea de texto se transforma en código, lenguaje de programación que contiene las instrucciones para ejecutar algo. Como cuando dice “soñaba con replay el mismo gol” y evocamos al instante nuestras propias fiebres con sus sueños obstinados. Las monedas de luz que ve el protagonista entre las hojas al abrir los ojos después de un accidente, son las mismas que nosotros vimos en otras ocasiones. Así, todo el tiempo, Marial va usando las cuatro dimensiones de nuestra vida para armar al Surubí. Todas la veces que tuvimos miedo, que estuvimos solos, que nos escondimos. Todos lo tipos que vimos  repetir fragmentos de los Simpson, los camalotes podridos que olímos, los rayos en el cielo, el desamparo, la esperanza…

En ese sentido, tal vez El Gran Surubí sea una novela gráfica. Pero el dibujante es Mairal, y el lienzo es nuestra mente.

 NOTA LINK: No busques El Gran Surubí en librerías. Lo vende Orsai, acá. Y apurate, quedan 850 ejemplares nada más.

 

 

 

 

5 comentarios


Se cierra la Cápsula del Tiempo del Bicentenario hasta el 25 de mayo de 2210

Compartir:

Buenos Aires, Jueves 23 mayo 2013

Un técnico introduce en la burbuja Pyrex las muestras de ADN humano que será conservado 200 años

Mañana, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires cierra oficialmente por 200 años la Cápsula del Tiempo del Bicentenario.

El dispositivo contiene más de 80.000 cápsulas individuales producidas de forma espontánea por personas de todo el país. En total hay más 600.000 documentos grabados en discos Blue Ray de alta resistencia. Un disco analógico de níquel creado por la empresa Norsam Technologies, con 2000 páginas de instrucciones técnicas para reproducir los archivos simplificados. ADN humano de 12 voluntarios, y un reservorio seguro de semillas de árboles de la ciudad. Todo se almacenó en burbujas herméticas de vidrio Pyrex diseñadas a medida. Cada burbuja está protegida por anillos de teflón.

La cápsula es de titanio puro. Mide 236 cm de largo y 17 de diámetro. Pesa 35,6 kilogramos. Su diseño en forma de torpedo evoca a la primera Cápsula del Tiempo del mundo creada por la empresa Westinghouse 1939.

8 comentarios


El dólar ilegal

Compartir:

Buenos Aires, Jueves 21 marzo 2013

Ayer vi al pasar el noticiero de canal 7 cuando su columnista económico hablaba con suficiencia de la cotización del dólar paralelo, al que llamó de manera insistente “dólar ilegal”. Si buscás en Google “Dólar ilegal” vas a darte cuenta que sólo aparece esa denominación en los medios pagados por el gobierno: Página 12, Infonews (Sergio Spolsky), Minutouno (Cristóbal López), Agencia Federal de Noticias, Diario Veloz (Chiche Gelblung, por si había alguna duda de que Chiche se había vuelto oficialista), etc.

Este repentino apego por identificar de forma indisoluble con la ilegalidad al dólar paralelo que practican los medios oficialistas, puede parecer un asunto menor. Sin embargo, visto de otra manera, expresa algo tan profundo que da miedo. En esa acción está la creencia irracional de que todo es discurso, que la realidad se construye en las palabras, que el poder de las cosas depende de cómo son nombradas o simplemente omitidas. Entonces, si se excomulga a la ilegalidad la cotización del dólar paralelo, si se la lleva al plano comparativo de la cocaína, o de las armas (venta ilegal), el problema se transformará por magia en un simple asunto delictivo. Ya no habría un problema económico latente, sino un mero delito. Entonces, que se encarguen de ese asunto la ley y la policía.

Pero la realidad no funciona así. Y aunque hay cosas volubles a las palabras, hay otras que persisten con indiferencia en sus planes. No hay palabras que detengan a la lluvia, o que curen las caries, o que eliminen la noche. Ni toda la poesía del mundo puede abrir una puerta.

En este caso, no alcanzará con decir “dólar ilegal” para evitar que el dólar siga subiendo. Lo mejor será que cuanto antes el gobierno presente un plan (y le creamos).

12 comentarios