Inseguridad: La ministra Garré tiene razón, pero está equivocada

Compartir:

Buenos Aires, Lunes 6 agosto 2012

Por JULIAN GALLO

La ministra de Seguridad Nilda Garré dijo  que en el país “hay una sensación de inseguridad muy fuerte”, y que es producto de “”Los mecanismos mediáticos que están todo el día con la noticia y la gente las ve muchas veces y se angustian. Además, algunas de esas noticias son bienintencionadas y otras no”.

Definir el riesgo es un ejercicio de poder

¿Tiene razón la ministra Garré? ¿Es la inseguridad una sensación construida por los medios? Parece que si, lean esto:

Daniel Kahneman -psicólogo Premio Nobel de economía- describe en su libro “Pensar rápido, pensar despacio” los efectos del denominado  ”sesgo de disponibilidad”. Al parecer, las ideas y conceptos más cercanos a nuestra memoria afectan el jucio, la respuesta y luego, la toma de decisiones sobre un evento. En el capítulo titulado “Disponibilidad, emoción y riesgo”, cita un impactante estudio de sesgo de disponibilidad realizado por el psicólogo Paul Slovic y su colaboradora Sarah Lichtenstein, que demostró lo errada que suelen ser las ideas que tiene la mayoría de la gente sobre algunos temas, y lo más importante, las causas de estos juicios desacertados. En efecto, pidieron a un grupo de estudiantes voluntarios que compararan pares de causas de muertes atribuyendo a uno o a otra mayor probabilidad. Estos fueron los resultados

*Los derrames cerebrales causan casi el doble de las muertes que todos los accidentes juntos, pero el 80% de los estudiantes juzgaron que las muertes por accidentes eran más probable

*Los tornados se consideraron causas de muerte más frecuentes que el asma, aunque esta causa 20 veces más muertes

*Se juzgó la muerte por rayos menos probable que la muerte por botulismo, aunque esa es 52 veces más frecuente

*La muerte por enfermedad es 18 veces más probable que la muerte por accidentes, pero se juzgó que ambas eran igual de probables.La muerte por accidentes se juzgó más de 300 veces más probables que la muerte por diabetes, pero la verdadera proporción es 1:4

Dice Kahneman: “La lección es clara: las estimaciones de causas de muerte están distorsionadas por su cobertura mediática. La cobertura misma se halla sesgada hacia la novedad y el dramatismo. Los medios no solo moldean, sino que son moldeados por lo que le interesa al público, que quiere que determinados asuntos y puntos de vista reciban una amplia cobertura”

Más tarde Slovic extendió su estudio sobre riesgo al comportamiento peculiar de los expertos, sujetos que sufren las mismas influencias por el sesgo de disponibilidad afectiva que el público en general, pero que con frecuencia tienen opiniones que resultan diferentes a las del resto de las personas (podría pensarse en el ejemplo de la ministra Garré confrontando con la idea que  la mayoría tiene sobre la inseguridad).

Khaneman sintetiza la idea de Slovic así: “Los expertos a menudo miden el riesgo por el número de vidas (o de años de vida) que se pierden, mientras que el público hace distinciones más sutiles, por ejemplo entre una “buena muerte” y una “mala muerte”, o entre fatalidades sobrevenidas accidentalmente y muertes que se producen en actividades voluntarias, como el esquí. Estas condiciones legítimas son ignoradas a menudo en las estadísticas que solo cuentan casos. Partiendo de estas observaciones, Slovic arguye que el público tiene un concepto más rico de los riesgos que los expertos.”

Existe una puja entre la definición de riesgo que pone de un lado a la percepción que tiene la opinión pública (sujeta a la influencia de las noticias que aparecen en los medios que contribuye a aumentar la disponibilidad afectiva de algunas ideas)y la opinión de los expertos, que basan sus ideas en una forma de “disponibilidad estadística”, donde los datos  sustituyen a las percepciones. Por eso Slovic subraya que el riesgo (la sensación de inseguridad podría ser un excelente ejemplo) no es algo objetivo:

“El “riesgo” no existe “ahí afuera”, independientemente de nuestras mentes y nuestra cultura, esperando que alguien lo mida. Los seres humanos han inventado el concepto de “riesgo” para poder entender y sobrellevar los peligros y la incertidumbre de la vida. Aunque estos peligros sean reales, no hay algo así como el “riesgo real” o el “”riesgo objetivo”.  Para luego concluir “Definir el riesgo es, por lo tanto, un ejercicio de poder”.

La cascada de noticias

Las ideas de Slovic son contrastadas por Khaneman con las de Cass Sunstein , un jurista que el autor define como extraordinario. Sunstein, junto al magistrado Timur Kuran, inventaron el término “cascada de disponibilidad” para describir un contexto social en que los expertos se ven influidos por la inquietud irracional de los ciudadanos que culmina afectándolos en el momento de tomar decisiones.

“Una cascada de disponibilidad es una cadena autosostenida de acontecimientos que puede comenzar por reportajes de los medios sobre un acontecimiento relativamente menor y llegar hasta el pánico colectivo y la intervención del gobierno a gran escala. En ocasiones, los reportajes de los medios sobre un riesgo captan la atención de un segmento de la opinión pública, a la que deja alarmada y preocupada. Esta reacción emocional se convierte en un acontecimiento en sí mismo, que da lugar a una cobertura adicional en los medios que a su vez produce una mayor preocupación y repercusión. El círculo es a veces acelerado deliberadamente por “empresarios de la disponibilidad”, individuos u organizaciones que trabajan para asegurar un flujo continuo de noticias preocupantes. El peligro va exagerándose cuando los medios compiten con titulares que llaman la atención. Los científicos y otros grupos que intentan hacer perder el miedo y el horror crecientes atraen poco la atención de la sociedad, que casi siempre se muestra hostil: quien diga que el peligro ha sido exagerado, será sospechoso de estar vinculado con “abyectas maniobras”. El asunto adquiere importancia política por estar en la mente de todo el mundo, y la respuesta del sistema político está guiada por la intensidad del sentimiento público. La cascada de disponibilidad ha redefinido ahora las prioridades. Otros riesgos y otras maneras de emplear los recursos para el bien público han pasado todos a un segundo plano”.

Para Khaneman ambos expertos son sensatos en sus ideas. Sunstein describiendo el peligro de la “cascada de disponibilidad” que afecta la percepción de la realidad y la toma de decisiones, y Slovic que advierte que “aislar a los expertos de las emociones de la opinión pública produce políticas que la sociedad rechazará”.

El Hombre Araña

La descripción de Khaneman expone blanco sobre negro que la influencia de los medios sobre la percepción de riesgo de la población es real y de magnitud, pero también, que este efecto es global, y no es el resultado de una conspiración de los llamados “medios hegemónicos” locales contra el poder (como el gobierno nacional suele argumentar en casi todos los temas incómodos, desde la inseguridad, hasta el precio del dolar), sino un efecto inherente del ecosistema de noticias . Es el genuino interés de la audiencia lo que lleva a los noticieros, radios y diarios a ocuparse de los casos policiales impactantes. Aunque puede haber “empresarios de la disponibilidad” interesados, como dice Sunstein, no son ellos los que pueden producir una “cascada de disponibilidad”.

Pero hay algo más a tener en cuenta. Los eventos reales representados por las noticias, no son gabinetes aislados unos de otros, sino que se trata de un único espacio que produce una mezcla dinámica de datos e impresiones que están disponibles en la mente de la audiencia al mismo tiempo. La ministra Garré, tal vez esté hablando de datos ciertos sobre criminalidad, pero su gobierno es el que produjo la alienación del INDEC . Si la ministra acepta que el concepto de “disponibilidad afectiva”  funciona tal cual como la describe Khaneman, debería darse cuenta que mientras ella habla de descenso de la criminalidad, las audiencias tienen orbitando en su mente en simultáneo, la discrepancia entre la inflación real que perciben en el supermercado y la que dice el gobierno, y el rostro del jefe del Servicio Penitenciario Federal, Víctor Hortel, vestido de Hombre Araña.

La ministra Garré está equivocada en sus declaraciones, porque aunque sus argumentos estadísticos fueran ciertos (y no podemos saberlo), debería reconocer que no tiene ninguna posibilidad de desactivar el temor de la población diciendo que es el resultado a la sobreexposición de noticias, o sugiriendo propósitos conspirativos detrás de las difusión de crímenes . Y algo mucho más importante, sí como dice Slovic definir el riesgo es un ejercicio de poder, esa disputa la está teniendo nada menos que con el 80% de la población que tiene miedo.

 

 

 

« Volver a Inicio

9 comentarios


Tu comentario

*

Hay 9 comentarios

  1. Jorge Mux dice:

    Excelente análisis.
    Siempre vale la pena entrar por aquí.
    Saludos.

  2. Jorge Mux dice:

    De todos modos, aun cuando no fuera resultado de una conspiración, un grupo mediático que cuenta con la mayoría de los medios quizás podría ser una parte importante en esa cascada de disponibilidad. Aunque la cascada de disponibilidad es inherente al ejercicio de los medios, es posible encontrar indicios bastante claros para direccionar la opinión pública. Quien solo consume esos medios y quien escucha las interpretaciones y reinterpretaciones que sus congéneres hacen a partir de lo que han visto en esos medios, pueden ser víctimas de esa cascada. Que haya una conspiración, en ese sentido paranoico del término, no parece que fuera el caso. Pero que varios factores conspiran para direccionar posibles cascadas de disponibilidad, eso me parece innegable.

    • Gallo1 dice:

      Bueno, lo dice el propio Sunstein al hablar de “empresarios de la disponibilidad”. Claro que es posible hacer eso. De todas maneras parece que en el caso de la inseguridad (de la sensación de inseguridad) es posible que sea un fenómeno mediático espontáneo sin solución porque ¿quién debería regular esto sino la propia audiencia? Para mi esa es la pregunta de todo.Porque si la respuesta es el Estado la solución puede ser mayor, muchísimo mayor que el problema.

      • Jorge Mux dice:

        Tengo algunas reservas con la noción de “fenómeno mediático espontáneo” (desde luego, deberia leer el libro). No creo que haya espontaneidad en las creencias de las personas. Me parece el viejo problema del huevo y la gallina. ¿Dónde nace el temor de la audiencia? ¿Es algo espontáneo que se gesta por una especie de paranoia colectiva a priori (casi, digamos, por una cuestión de “naturaleza colectiva humana”), o es algo que nace de alguna sutil (o a veces no tan sutil) sugerencia mediática? Si en lugar de mirar informativos, esa audiencia saliera a la calle después de escuchar música durante horas, ¿tendría la misma espontánea tendencia a pensar en la inseguridad?
        Recuerdo, también, la paranoia que se gestó a partir de la gripe A, en el año 2009. ¿Fue una paranoia espontánea, o de hecho hubieron medios masivos que se encargaron de atemorizar a la población?
        Mi resquemor con la “espontaneidad” de este fenómeno viene del hecho de que los medios masivos son omnipresentes. En la cola de un banco tienen encendido un televisor con un canal de noticias (en mute) cuyo zócalo genera alarma. Ya está. Si alguien, casualmente, leyó eso, ya está influenciado por esa información, aun cuando en su casa no escuche radio, televisión, ni lea periódicos, ni tenga internet. Podemos pensar que se trata de algo espontáneo, pero habría que evaluar (estoy seguro de que hay estudios sobre esto) hasta qué punto esa casi casual intromisión de un zócalo televisivo condicionó ampliamente esa “espontaneidad”.

        • Jai dice:

          A mfasica da Madonna…ne3o gostei. Ne3o detetsei tambe9m…achei meio parecido com tudo o mais que existe por aed…como ela diz na mfasica “every record sounds the same”, inclusive o dela, sf3 que o dela ainda conseguiu ser ruim…e que refre3ozinho imbecil, hein? Fora que e9 repetido 60 vezes…mas vamos esperar pra ver o resto do CD…Por isso eu prefiro a Katy, podem ate9 dizer que ne3o faz grande coisa, mas pelo menos ela ne3o e9 pretensiosa em relae7e3o ao seu trabalho, ne3o fica prometendo o que ne3o pode cumprir e acaba emplacando hit atre1s de hit…

  3. Guillermo F dice:

    Hola, Julián. Creo -sin ser experto- que la encuesta de Slovic está influenciada por la percepción. Sufría asma y si me preguntarían creo que adjudicaría la muerte por cualquier cosa menos a ello. El caso de “a mi no me va a pasar” influye en las respuestas dadas.
    Además pienso que la inseguridad es aproximadamente la misma de siempre, proporcionalmente en aumento por el aumento de población general. Pero ahora, con todos los medios de información, nos enteramos más rápido y con más detalles. Y tenemos miedo de que nos pase a nosotros. En este caso de Garré, además de mentirnos con la inflación (¿o sólo será una sensación de mentirnos?) no podemos creerle debido a sus antecedentes y por pertenecer a un gobierno que hace de la mentira una forma de adoctrinar a la gente. Por otro lado el que tiene bajo su tutela a los “empresarios de la disponibilidad” es el gobierno con la compra de medios adictos. En el caso de la inseguridad estimo que la gente no cree que pueda detenerse la ola delictiva, sino que se percibe una fuerte sensación de impunidad frente al delito. Eso es lo grave. No hay actuación judicial y si la hubiese, hay respuesta permisiva desde la sede gubernamental y ahora también la penitenciaria.
    En pocas palabras: hay sensación, hay realidad, hay mentira, hay impunidad y nadie hace nada. Saludos,

    • Gallo1 dice:

      Hola Guillermo
      El tema de la impunidad está sometido a los mismos factores de disponibilidad que la inseguridad. Nosotros no sabemos, ni tenemos manera de saber si hay más o menos impunidad, y es probable que estemos expuestos a demasiados reclamos de justicia que perturben nuestra percepción. Lo que si sabemos -y este es el problema más grande que exagera a todos los demás- es que las fuentes oficiales no son confiables en ningún tema. Por lo cual si nosotros sentimos que hay más impunidad, la hay.

  4. Maria Ponzio dice:

    El eje de este articulo se basa en la realidad o no de las afirmaciones de la ministra.
    Es un agudo analisis, ahora bien, me parece que deberiamos pensar lo que quiere transmitir la ministra en su discurso, sin duda el eje de su discurso se basa en defender su gestion. Y se apoya en todos los datos que le son utiles para ese objetivo. Me da que pensar que los politicos una vez asumido un cargo usan gran parte de su tiempo en defenderlo. Personalmente deseo que pasen menos tiempo justificandose y mas tiempo ocupandose del 80% que tenemos miedo.