La luz del pasado

Buenos Aires, Miércoles 9 diciembre 2009

El diario Clarín publica un calendario coleccionable 2010 con imágenes del bicentenario. Se trata de una serie de obras pictóricas de distintas épocas y artistas que representan momentos y personajes fundamentales para el nacimiento de la Argentina en el siglo XIX. Hay varios cuadros dedicados a San Martín, a Manuel Belgrano, cuadros con batallas, etc. Probablemente si no fueran por su valor histórico, muy pocas de esas obras merecería algún comentario artístico.

Entre todas las obras del calendario hay una que me pareció absolutamente sorprendente, que ilustra este post y quiero comentar. Se llama “Damas patricias en la casa de Escalada”. Es un óleo anónimo de la colección del Museo Histórico Nacional.

El cuadro
Un amplio ambiente iluminado con velas muestra a un grupo de 14 mujeres, doce adultas y dos niñas. A la izquierda del cuadro una mujer de pie con vestido rosa acaba de concluir una canción, el recitado de un poema o un discurso que despierta el aplauso de una de las mujeres sentadas, de una de las niñas de pie, y el fervor de la otra niña que levanta su brazo derecho. La mujer en la mesa mira a la cantante con aprobación mientras sostiene un documento. De espaldas al espectador está la anfitriona (¿será la propia Remedios de Escalada?) quien con los brazos abiertos recibe a una mujer joven con pañuelo blanco y flores en la cabeza. Atrás entran otras dos mujeres que miran a la anfitriona esperando su turno para saludar. Sobre las paredes pueden verse dos cuadros religiosos con imágenes orando, y dos espejos.

¿Qué se puede entender de todo esto? Las mujeres del cuadro deben ser las esposas, las hijas o las hermanas de los comerciantes, políticos o militares que están en ese instante ocupados en un gran momento (que seguramente está representado en otros cuadros). Las damas se han reunido acá vestidas de fiesta para compartir su ansiedad, una mezcla de miedo y entusiasmo. Están completamente solas. Los hombres están ausentes en este cuadro como las mujeres lo están en las obras épicas. Aunque no existan, gracias a esta obra podemos darnos cuenta que por cada óleo dedicado a una gran batalla, le corresponde uno similar a éste dedicado a una tertulia de mujeres.

Del artista podemos suponer por los errores de perspectiva que era un amateur. Probablemente su falta de formación y la profunda intuición lo hicieron concentrarse en la luz de una manera inapropiada para la época, anotando más allá de lo que hubiera hecho otro artista el detalle de las sombras, la pobre atmósfera luminosa de las 13 velas, y la oscuridad que rodea el cuadro como un cerco. Gracias a eso, al ver el tétrico salón púrpura pintado con tanto esmero, podemos entrar en él , escuchar el “fru fru” de la seda, entender algo nuevo de las 15 mujeres del cuadro; las 14 que se pueden ver, más la artista que está pintando y no se ve. Porque si hay algo que esta obra nos deja saber es que fue pintada por una mujer ¿Podría un hombre estar ahí sin alterarlo todo? ¿Habría considerado un hombre ese mundo de faldas digno de un cuadro?. Esta modesta pintura amateur, sin duda pertenece a una mujer genial de la que lamentablemente no sabremos nunca su nombre. Fue alguien que tuvo la sensibilidad de pintar su pequeño mundo de tinieblas con gran delicadeza. Hizo que el parpadeo de las velas de una noche con amigas hace doscientos años, brillen en la página del mes de abril de un calendario del año 2010.

5 comentarios


Hacia una computadora pensante

Buenos Aires, Martes 6 noviembre 2007

la-maquina.jpg
FUTURATRONICS de Andrés Hax -uno de los blogs más inteligentes de la web- publica hoy un post imperdible que republico (sin su permiso) a continuación:

Las dimensiones de la Máquina Única: El Último post de The Technium de Kevin Kelly

Por Andrés Hax

Una de las cosas maravillosas que esta ocurriendo en la Web es la escritura de The Technium. Es un libro de Kevin Kelly – en realidad un libro que esta en proceso de escribir. Mientras que va pensando, y acumulando investigaciones, postea sus apuntes.

The Technium –un nombre inventado por Kelly—intenta contestar la pregunta ¿Qué es lo que quiere la tecnología de nosotros?

Creo que es uno de los pensadores más agudos y importantes sobre la realidad actual. No conozco a nadie que ve la emergencia de una nueva inteligencia planetaria –basada en la red—como lo ve el.

Acá va una traducción del principio de su último post: básicamente intenta a hacer un censo de La Maquina: la gran computadora distribuida por todo el planeta que lentamente va tomando forma, como si quisiera cobrar vida sola. Léanlo con atención. Puede ser solamente un sueño. Pero si las especulaciones de Kelly son acertadas estamos viviendo en uno de los momentos más asombrosos no solo de la humanidad sino también de la vida en el Cosmos.

Las dimensiones de la Máquina Única por Kevin Kelly

La próxima etapa en la evolución humana tecnológica es una sola y pensante computadora/red que tendrá una dimensión planetaria. La computadora planetaria será la máquina más grande, más compleja y más segura que hayamos construido nunca. También será la plataforma sobre la cual se construirá la mayoría de los emprendimientos humanos, en los negocios y en la cultura. La web es el sistema operativo inicial de esta nueva máquina global, y todos los múltiples dispositivos (gadgets) que poseemos son las ventanas a su centro. Futuros dispositivos serán portales futuros a la misma Máquina Unitaria. Diseñar productos y servicios para esta nueva máquina requerirá una nuevo enfoque mental.

¿Cuáles son las dimensiones de esta nueva Maquina global?

Hoy contiene aproximadamente 1.2 mil millones de computadoras personales, 2.7 mil millones de teléfonos celulares, 1.3 mil millones de teléfonos de línea común, 27 millones servidores de datos, y 80 millones de PDA’s inalámbricos. Los chips procesadores de todo de estos dispositivos están alimentando la computación de del sistema de Internet/web/telecomunicaciones. Pues entonces ¿Cuántos transistores están alimentando La Maquina?

Un procesador Intel Pentium circa 2004 contiene 100 millones de transistores, mientras que un procesador dentro de un servidor contiene mas de un mil millón de procesadores, desde el 2005. Modelos más corrientes tienen más transistores, por supuesto, pero los modelos más viejos nos darán un conteo promedio más cerca de un promedio real.

Una cosa que hay que notar es que hay notar es que hay tantos chips procesadores en La Máquina (un mil millón del un mil millón de computadoras personales en red) como hay transistores en un chip Itanium. La Máquina es una supercomputadora donde cada “transistor” es una computadora. Un estimado muy al ojo de la potencia de computación de esta máquina es que contiene un mil millón por un mil millón, o un trillón (quintillón) de transistores (10 ^ 18). Ya que solamente los servidores más nuevos tienen un mil millón de procesadores, la figura citada seguramente esta a un orden de magnitud más pequeña. Cuando agregamos los transistores de los teléfonos celulares, manos libres, la figura llega a los 170 quadrillón (10 ^ 17) transistores que están integradas a La Máquina.

Hay aproximadamente 100 mil millones de neuronas en el cerebro humano. Hoy La Máquina tiene 5 ordenes más de neuronas que el cerebro humano. Y la maquina, a diferencia de tu cerebro, se esta duplicando en poder cada par de años, como mínimo.

Link Kevin Kelly
Link Futuratronics

Comentá!


Una infografía con historia

Buenos Aires, Viernes 25 mayo 2007

palabras-1.jpg
EL diario Clarín de la Argentina publicó hoy ésta infografía que exhibe el uso repetido de algunas palabras en el vocabulario utilizado en el debate de televisión realizado días pasados entre los candidatos a Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. El diario utiliza para mostrarlo un gráfico de burbujas donde las palabras más repetidas aparecen dentro de globos mayores y las menos repetidas en globos pequeños. Es confuso el criterio utilizado para escalonar los globos, aproximarlos y superponerlos. De cualquier manera el intento de alcanzar una visualización del discurso de los políticos resultó un ejercicio muy bien logrado, interesante y novedoso para la prensa argentina. Pueden encontrarse antecedentes de análisis similares en la prensa extranjera y en algunas experiencias de laboratorio.

El año pasado, el diario The New York Time analizó con una infografía interactiva el uso frecuente de palabras en el discurso anual The State of the Union realizado por el presidente Bush.

palabras-3.jpg

A diferencia del gráfico de Clarín, el resultado del análisis del discurso de Bush resultaba más interesante y elocuente porque las repeticiones en el vocabulario eran confrontadas con los discursos anuales anteriores del mismo presidente, haciéndose elocuente la desaparición de algunos términos y la fluctuante valorización de los temas en el tiempo. El gráfico interactivo permitía además ver esas palabras en el contexto de la frase y comprender mejor el uso que le había dado el presidente.

palabras-5.jpg
La idea de analizar los discursos presidenciales realizada por The New York Times y hoy recreada por Clarín puede rastrearse hasta una magnífica experiencia original realizada en el año 2005 con el título The Power of Words (Foto arriba) producida por el Dr. Stéfan Sinclair y otros especialistas en análisis de textos y programación, quienes sometieron discursos de Bush, Roosvelt, Churchill y Tony Blair a un software que convertía en “nubes” (con tipografías de mayor tamaño a las palabras reiteradas en un discurso y omitidas en el siguiente) las palabras del discurso. Al ver esta infografía de laboratorio se descubre que resulta visualmente mucho más fácil de intepretar que los casos que le siguieron.

Link Clarín: Debate porteño, sorpresas…
Link NYT The State of the Union
Link The Power of Words

Comentá!